Mirrorless Full Frame o Reflex Full Frame en Fotografía Inmobiliaria

Hace justo un año publicamos un post sobre el Equipo Fotográfico recomendable para realizar Fotografía Inmobiliaria. En ese artículo se hablaba básicamente de cuerpos de cámara y de objetivos con los que poder trabajar perfectamente en esta especialidad. Y en otro post anterior hablábamos sobre Qué tipo de cámara era aconsejable, y decíamos allí que lo ideal sería trabajar con una cámara réflex full frame.

Pues bien, el tiempo pasa, la tecnología avanza y con ella llegan novedades tanto a cámaras como a objetivos.

En el post de hoy hablaremos de las cámaras full frame mirrorless, evil, sin espejo o CSC…se pueden llamar de las cuatro formas… que tanto han dado que hablar en 2018, sobre todo a partir de que Nikon y Canon se hayan decido a competir en este segmento con Sony.

Primero vamos a ver qué cámaras sin espejo son las que están reabriendo el debate y a continuación compararemos ambos tipos de cuerpos desde el punto de vista de la Fotografía Inmobiliaria.

¿Qué cámaras mirrorless full frame son las que están marcando tendencia?

 

SONY Alfa 7R III (ver también Alfa 7 / 7 II / 7 III, Alfa 7R II) y Sony Alfa 9


NIKON  Z7 y su versión algo inferior la Z6

CANON EOS R

 

Ventajas e inconvenientes para Fotografía Inmobiliaria

Entonces, ¿tenemos que cambiar de cámara? ¿ya no valen nuestras réflex full frame?

Personalmente creo que estamos en una época de transición en la que la decisión de cambiar de cámara, o de comprarla por primera vez, debe ser muy meditada y totalmente personal.

Pero para tomar una decisión es fundamental pensar en las ventajas e inconvenientes de estos nuevos cuerpos de cámara full frame (sin espejo) frente a las réflex full frame. Y sobre todo pensar en el tipo de fotografía que queremos desarrollar, en este caso concreto Fotografía Inmobiliaria.

Algunos aspectos a tener en cuenta son:

Peso

Las cámaras sin espejo son más ligeras que las cámaras réflex, lo cual es una ventaja que tu espalda acabará agradeciendo. Estamos hablando de una diferencia entorno a los 150 gr aproximadamente (salvo en Nikon, donde la diferencia es mayor, D850 1005 gr frente a los 675 gr de la Z7).

Como tenemos que transportar el equipo de vivienda en vivienda para realizar nuestras sesiones, cualquier reducción de peso será bienvenida.

Tamaño

También son más pequeñas las sin espejo. Puede que sea una ventaja por el ahorro de espacio, aunque si tus manos son algo grandes puede convertirse en una desventaja ya que puede resultarte incómodo manejar todos los botones.

Otro aspecto relacionado con el tamaño es la sensación que puede tener el cliente al verte trabajar con una cámara más pequeña. Aunque es un razonamiento un tanto absurdo, ya que la calidad de la imagen final no depende del tamaño de la cámara, es algo en lo que se puede pensar desde el desconocimiento.

Ergonomía

Al ser las cámaras sin espejo más pequeñas y ligeras puede que sea algo incómodo utilizar objetivos pesados, y más aún si tenemos que colocar un anillo para adaptar los objetivos de una réflex a la mirrorless.

En el caso de la fotografía inmobiliaria esto no debería ser un problema pues trabajamos siempre con trípode.

objetivo fotográfico

Tipo de visor

En las mirrorless sólo disponemos de un visor LCD, pero no de un visor óptico como también llevan las réflex.

Dependiendo de cómo estés acostumbrado a tomar tus fotos puede ser un inconveniente o no. En mi caso estoy habituado a mirar por la pantalla LCD, por lo que no debería ser un problema adaptarme a la sin espejo.

Tamaño de archivo

Es cierto que es muy atractivo pensar en que cuantos más Megapíxeles tenga la cámara mayor calidad y mayor detalle tendrán nuestras imágenes. Esto es aplicable a cualquier tipo de cámara, independientemente de si es mirrorless o réflex.

Pero cuantos más píxeles tenga la imagen también pesarán más los archivos finales. Y esto afecta al espacio (discos duros, almacenamiento en la nube) que tendremos que tener previsto para su almacenaje.

En el caso de reportajes de Fotografía Inmobiliaria en la mayoría de casos el destino final de estas fotos es subirlas a internet (portales, webs, redes sociales), y para imprimir para que se vean en el mostrador de la agencia.

Por tanto para este tipo de fotografía realmente no es necesario un sensor de 50 Megapíxeles. Al contrario, nos veremos obligados a reducir el tamaño de los archivos para que puedan ser adecuados para la navegación en internet.

Los objetivos

En principio se podría pensar que las réflex ganan puesto que hay más variedad de objetivos en el mercado, tanto nuevos como de segunda mano. Además de tener objetivos compatibles de segundas marcas como Tamrom, Sigma, Tokina, etc.

Pero habrá que ver también hacia dónde nos llevan las marcas y para qué tipo de cámaras van sacando nuevas lentes. Esto puede ser a la larga un factor importante para decantarse por un tipo de cámara u otro.

Consumo de energía

Las mirrorless consumen más energía que las réflex ya que el visor LCD estará más tiempo encendido. Por tanto, en principio al ser las baterías más pequeñas y mayor el consumo, la autonomía de la cámara será menor que en una réflex.

¿Es esto un problema en Fotografía Inmobiliaria? En mi opinión no. Lo adecuado es llevar siempre por lo menos una batería de repuesto a nuestras sesiones independientemente del tipo de cámara con el que trabajemos.

Tarjetas de memoria

Los modelos de Canon Eos R y Nikon Z6 y Z7 han sido bastante criticados por llevar solo un slot (ranura) para una tarjeta de memoria.

En fotografía de eventos o fotografía social creo que esto sería un factor a tener muy en cuenta, ya que es habitual trabajar con dos tarjetas al mismo tiempo de manera que se crea una copia de seguridad de cada foto.

En fotografía inmobiliaria sería recomendable también tener una copia, aunque los daños en caso de estropearse la tarjeta de memoria no son comparables a los producidos en una boda.

Velocidad de disparo y puntos de enfoque

Tanto en la velocidad de disparo como en el número de puntos de enfoque las evil full frame le ganan la partida a las réflex. Si bien es cierto que para hacer reportajes de fotografía inmobiliaria estos factores no son tan determinantes.

Vídeo

Por lo general las mirrorless están más preparadas para la grabación de vídeo. Algunas vienen con estabilización integrada y con sistemas de autofoco más precisos que las réflex.

Si tuviera que comprar una cámara hoy uno de los aspectos fundamentales sería la grabación en 4k.

Si sólo piensas realizar fotografía este aspecto para ti puede ser indiferente.

Resolución y rango dinámico

Dependerá del sensor que lleve cada cámara en concreto, pero no podemos hablar de que las mirrorless o las réflex sean superiores de una forma genérica.

En fotografía inmobiliaria, muchas veces se realiza una composición de varías imágenes (subexpuesta, normal, sobreexpuesta) ya sea mediante HDR o de forma manual, para conformar la imagen final.

Si el sensor de tu cámara tiene un rango dinámico muy alto (capaz de captar altas luces y sombras con detalle), puede que con una sola fotografía tengas suficiente y por tanto ahorres tiempo en postproducción.

El precio

Las mirrorless tienen un precio por lo general superior a las réflex, aunque claro, habría que comparar dentro de la misma marca y con especificaciones similares.

¿Vale la pena pagar la diferencia? Eso solo lo puede contestar cada uno en función de sus circunstancias.

¿Es el momento de dar el salto de réflex full frame a mirroless full frame? Me gustaría ver vuestra opinión en los comentarios 😊


 

Manuel

"Mi objetivo es ayudar a personas, profesionales y empresas a mejorar su visibilidad y ventas a través de la Fotografía & Ingeniería."
MANUEL GARCIA