Luz y contraluz en fotografía de interior

La fotografía de interior es uno de los campos de fotografía más complicados para usuarios poco experimentados. Aunque hoy en día la mayoría de las cámaras que llevan nuestro smartphones hacen buenas fotos en exterior, siguen sufriendo para obtener resultados decentes en interior.

Todavía seguimos viendo en los portales inmobiliarios fotos hechas de cualquier manera.

Si lo que buscamos es captar la atención del cliente comprador ¿por qué no le ayudamos con una buena foto a entender cómo es la vivienda?

Por suerte para el sector, las inmobiliarias más punteras ya se están dando cuenta, y en mi experiencia el 90% vuelven a contratar los servicios profesionales cuando han comprobado los resultados.

En el campo de los negocios ocurre lo mismo. Vemos comercios recién abiertos al público con una fotografía que no refleja la belleza del lugar, sin alma. Si abres un negocio físico o si ya tienes uno en marcha tarde o temprano comprenderás que la fotografía es una inversión muy rentable. Si este es tu caso te invito a que hagas esta lectura.

Y si quieres conocer algunos consejos para mejorar tus fotos de interior puedes leer este artículo que va dirigido a agentes inmobiliarios, profesionales del sector y también a particulares.

En el post de hoy vamos a hablar de cómo captar la mayor luz posible y algunas formas de combatir el tan temido contraluz en fotos de interior.

Estos consejos van dirigidos a particulares, propietarios de viviendas, propietarios de negocios y profesionales del mercado inmobiliario.

¿QUIERES SACAR EL MÁXIMO PROVECHO A LA LUZ EN INTERIORES?

La luz es el principal quebradero de cabeza para cualquier tipo de fotografía. El estudio de la exposición en fotografía es fundamental para obtener buenos resultados en relación con la luz. Si quieres mejorar tus fotos deberás plantearte dejar de disparar en automático y pasar a modo manual.

CONSEJOS PARA APROVECHAR LA LUZ EN INTERIORES

Estos son algunos consejos que puedes aplicar de forma general en situaciones de interior:

#1.- Utiliza un trípode

El trípode te va a permitir colocar la cámara a la altura exacta en cada caso y nivelar tu toma de manera que las paredes salgan lo más verticales posible, aunque la función principal del trípode está relacionada con la forma en la que la cámara capta la luz de la habitación.

Normalmente en interiores nos encontramos con falta de luz. La forma ideal de compensar esta falta de luz es dejando que la cámara trabaje más tiempo recogiendo esta luz.

La velocidad de obturación será por lo tanto lenta, es decir, el tiempo que tarda el diafragma en cerrarse será alto. Es habitual trabajar con tiempos de exposición mayores de un segundo. Esto es imposible hacerlo sin trípode ya que la foto saldría movida.

#2.- Abre las persianas

Trataremos de aprovechar al máximo la luz natural que entra por las ventanas, ventanales y balcones.

#3.- Juega con las cortinas

Abrir o cerrar las cortinas dependerá de cada caso.

En viviendas con vistas despejadas o vistas al mar hay que abrir las cortinas sí o sí. Estas fotos pueden ser determinantes a la hora de captar la atención de tus potenciales clientes.

En cambio, en viviendas enfrentadas a otros edificios puede que sea mejor cerrar las cortinas siempre que no sean demasiado opacas. No es agradable ver que hay un edificio pegado a una ventana.

#4.- Utiliza tu cámara en modo manual

Lo ideal para fotografía de interior es que dispongas de una cámara réflex y un objetivo gran angular.

En cualquier caso, tengas la cámara que tengas, tendrás que aprender a manejarla en modo manual. Lo sé, me repito, pero es importante. 🙂

Para configurar los parámetros de exposición de tu cámara correctamente deberás ajustar la velocidad de obturación, la apertura del diafragma y la sensibilidad ISO.

Si disparas en modo automático la cámara hará literalmente lo que quiera, y como resultado obtendrás fotos subexpuestas o sobrexpuestas aleatoriamente.

#5.-  No hagas fotos de frente a una fuente de luz

Hay que evitar en la medida de lo posible atacar de forma perpendicular las ventanas, ventanales y lucernarios. La luz proveniente de estas fuentes es muy fuerte en comparación con la luz interior. Si exponemos para el exterior obtendremos un interior completamente subexpuesto, por lo que las sombras serán excesivas.

Si tratamos de recuperar las partes de sombra en postproducción estaremos generando ruido en la imagen.

#6.- No utilices el flash

Es mejor utilizar la luz natural, y bajo mi punto de vista en viviendas en venta complementada con luz artificial propia de la habitación fotografiada. Con este tipo de iluminación se consigue generar un ambiente más cálido y más atractivo para tus posibles compradores.

En el caso de tener que utilizar el flash, asegúrate de que la luz no produzca reflejos ni sombras. Lo conveniente es utilizar el flash rebotando la luz en el techo, y en determinadas ocasiones en las paredes.

Aunque sigas estos consejos, pronto te darás cuenta de que sigue siendo complicado conseguir buenos resultados en las situaciones con contraluz. Y es que es casi tan malo para tus fotos tener una falta de luz como un exceso.

CÓMO COMBATIR EL CONTRALUZ EN FOTOS DE INTERIOR

Para combatir el contraluz en tus fotos de interior y minimizar los efectos tan indeseados que produce puedes seguir alguno de los siguientes consejos o combinaciones de ellos:

#1.- Realiza las fotos en el momento del día en el que tengas menos luz directa entrante por los ventanales. Es algo bastante obvio, pero si puedes elegir el momento hazlo a tu favor.

#2.- Enciende todas las luces de la habitación para compensar el contraste entre la fuente de luz exterior y la iluminación interior.

#3.- Si te lo puedes permitir (viviendas sin vistas), cierra las cortinas por donde la luz entrante es excesiva.

#4.- Utiliza un flash rebotado en el techo. Conseguirás igualmente compensar algo más el contraluz.

#5.- Utiliza una pantalla LED como iluminación artificial. La ventaja de las pantallas es que puedes regular la intensidad de la luz y ver sus efectos sobre la imagen antes de disparar.

#6.- Si tu cámara dispone de Live View utilízalo. Te servirá de guía para saber cómo ser verá tu foto antes de hacerla. Ten en cuenta que el visor LCD de tu cámara no refleja exactamente el resultado final de la imagen. Así que haz pruebas para evitar contratiempos.

#7.- Utiliza el histograma de tu cámara, en el caso de que lo tenga, para comprobar que el reparto entre sobras y altas luces es correcto, sin sobrexponer ni subexponer la fotografía.

#8.- Si tu cámara te lo permite dispara en formato RAW. Esto te permitirá bajar las altas luces y reducir sombras durante el revelado digital.

#9.- Utiliza la técnica HDR. Básicamente consiste en realizar varias fotos con distintas exposiciones, normalmente 3 o más, y luego combinarlas con un programa informático como Ligthroom o Photoshop. Algunas cámaras llevan el HDR integrado.

#10.- Realiza 2 exposiciones, una para interior y otra para exterior. Posteriormente tendrás que “recortar y pegar” las partes que más te interesen de cada fotografía mediante Photoshop o cualquier otro programa de edición de imagen. Puedes utilizar Gimp, es un programa gratuito.

Bueno, hasta aquí el post sobre la luz y el contraluz en fotografía de interior.

Me gustaría saber tu opinión, ¿QUÉ PROBLEMAS TIENES A LA HORA DE HACER FOTOS DE INTERIOR? ¿UTILIZAS ALGUNA DE ESTAS RECOMENDACIONES? ¿SE TE OCURRE ALGÚN CONSEJO MÁS?

Si te ha gustado comparte. Estaré muy agradecido no, lo siguiente. Detesto esta frase 🙂

Gracias!


Manuel

"Mi objetivo es ayudar a personas, profesionales y empresas a mejorar su visibilidad y ventas a través de la Fotografía & Ingeniería."
MANUEL GARCIA