QUÉ CAMARA NECESITO PARA EMPEZAR A HACER FOTOGRAFÍA DE INTERIOR

Si eres agente inmobiliario o si eres un particular que quiere poner en venta una vivienda, seguro que en algún momento te has planteado esta pregunta.

¿Qué cámara es mejor para hacer tus fotos?

Pues todo depende del uso que le vayas a dar.

Hoy en día las cámaras de los smartphones son realmente buenas. Si lo que queremos es tener un recurso a mano (siempre llevamos el móvil en el bolsillo), y nuestro objetivo es hacer fotos de familia, de nuestros viajes o de nuestro día a día, seguramente la mejor opción sea la cámara de tu móvil. Además te permiten compartir rápidamente en las redes sociales como Facebook, Instagram, Twitter, … e incluso puedes editar las fotografías desde tu dispositivo.

Ahora bien, si lo que quieres es vender una vivienda, es muy posible que este tipo de cámaras e incluso las compactas se queden cortas en cuanto a prestaciones.

Lo ideal es disponer de una cámara réflex, también conocidas como DSLR, y un objetivo gran angular para la mayoría de fotos, y otro objetivo de focal más habitual por ejemplo 50 mm para los detalles. Yo utilizo mucho este último para hacer fotos muy chulas de mi hija. 🙂

En el post de hoy hablaremos de la cámara, que en cámaras réflex se conoce como el cuerpo de la cámara.

DestacaTuCasa

¿Qué características necesita mi cámara réflex?
Marca

Hoy en día existen multitud de marcas que aportan buenos resultados. Si queremos ir a lo seguro las dos marcas referentes en este tipo de cámaras son Nikon y Canon.

Resolución

En cuanto a resolución, cuanto más MegaPixels mayor calidad de resultados, aunque la diferencia de precio entre 20 Megas y 50 Megas puede ser a veces determinante. Si no vas a imprimir tus fotos en grandes formatos, seguramente puedes trabajar con resoluciones menores. Ten en cuenta que la mayor parte de las veces los reportajes de interior se publican en portales como fotocasa o idealista, o en páginas web.

Tamaño del sensor

Es aconsejable una cámara réflex con sensor Full Frame. El tamaño del sensor sí importa. No quiere decirse que una cámara APSC no sea aceptable para estos trabajos, el problema es que en este tipo de fotografía queremos recoger el máximo de información en cada disparo.

En esta imagen se puede observar la diferencia entre lo que se ve en una cámara con sensor Full Frame frente a una APS-C.

Sensibilidad ISO

Lo ideal es trabajar con el ISO lo más bajo posible, es habitual ISO 100. Pero una cámara que te permita configurar ISOS altos te puede ser de gran ayuda en condiciones de poca luz.

Aumentar el ISO produce ruido en la imagen, por lo que lo aconsejable es trabajar la exposición configurando para cada caso la velocidad de obturación y la apertura del diafragma.

Puntos de enfoque

Los puntos de enfoque permiten a tu cámara enfocar con mayor o menor facilidad. Obviamente un mayor número de puntos de enfoque se asocia a mejores resultados, aunque también afecta al precio.

Visor LCD

Disponer de una pantalla Live View es muy útil para poder comprobar la composición de tu fotografía.

Todavía es mejor si la pantalla LCD es extraíble y abatible. Por lo general la altura de la cámara en fotografía de interior es más bien baja (entre tu cintura y tu pecho), por lo que este tipo de pantalla te evitará muchas posiciones incómodas.

WIFI

La función WIFI aunque no es realmente indispensable, es muy útil para compartir las imágenes con tus dispositivos móviles, y sobre todo para utilizar tu móvil como disparador remoto.

Desde el móvil puedes configurar todos los parámetros de la cámara y ver la imagen en tiempo real gracias a una app.

Nivel electrónico

No hacen falta demasiados comentarios. Si lo tiene mejor que mejor.

Formato de vídeo

Una cámara réflex es una cámara de fotos, no es una cámara de vídeo.

Las réflex tienen limitaciones en cuanto a la duración de los vídeos (menos de 30 minutos), el audio que graban es inaceptable para trabajos profesionales, no disponen de ventilación por lo que se puede sobrecalentar el equipo, normalmente sólo disponen de una batería y de un solo espacio para una tarjeta de memoria, y presentan problemas de estabilidad (no están diseñadas para grabar vídeo).

Aclarado esto, te diré también que las cámaras réflex de hoy en día permiten hacer grabaciones de vídeo que poco tienen que envidiar a las videocámaras.

Mi consejo es que si decides comprar una cámara réflex, que ésta grabe en FullHD. Además estas cámaras disponen de innumerables accesorios para facilitar la grabación de vídeo: estabilizadores, focos LED, micrófonos, sliders, etc…

En esta foto puedes ver una forma de estabilizar la cámara réflex, la steadycam:

GPS

La función GPS es muy interesante para aquellos que se dedican a hacer fotografía de paisajes. La cámara registra la ubicación en el momento del disparo y la guarda en el archivo exif junto con el resto de parámetros.

Si quieres subir tus fotos a Google Maps esta funcionalidad te será especialmente útil.

Otras características:

La mayoría de las cámaras vienen ya con función de autolimpieza del sensor, posibilidad de disparar en RAW o en JPG, y modos de escena automáticos.

El hecho de que tenga o no flash no es primordial para fotografía de interior. En primer lugar porque habitualmente este tipo de fotografía se realiza con luz natural, y en segundo lugar, porque el flash que puede venir incorporado con la cámara es insuficiente para fotos de interior en caso de que sea necesario.

Resto de equipo

Con una cámara réflex no podrás hacer fotos a no ser que la compres en pack junto con un objetivo, o que compres por separado alguna lente que se ajuste a tus necesidades.

Además del cuerpo de la cámara y de los objetivos será necesario para poder hacer tus trabajos con un mínimo de garantías:

  • Trípode, para poder hacer largas exposiciones sin que las fotos salgan movidas.
  • Tarjetas de memoria. Normalmente no vienen con la cámara. Si piensas en grabar vídeo consulta la compatibilidad de la tarjeta en el manual de tu cámara.
  • Batería de repuesto.
  • Flash externo y/o foco LED alternativo (este último te será muy útil si también decides hacer vídeos).
  • Un estuche, mochila o maleta de viaje para llevar todo tu equipo protegido.
Conclusiones

La elección de la cámara depende del tipo de trabajo que quieras realizar.

Para fotografía de interior o fotografía inmobiliaria una cámara réflex puede ser de gran utilidad.

Algunos detalles como tipo de sensor, grabación de vídeo o resolución son importantes a la hora de conseguir buenos resultados.

Recuerda completar tu equipo con objetivos adecuados, trípode y resto de accesorios.

Para poder sacar el máximo rendimiento a tu cámara réflex tendrás que aprender a trabajar en modo manual.

 


Y tú, ¿CON QUÉ CÁMARA REALIZAS TUS REPORTAJES? ¿HAS PROBADO ALGUNA CÁMARA REFLEX?

Deja un comentario y si te ha gustado comparte 🙂


Manuel

"Mi objetivo es ayudar a personas, profesionales y empresas a mejorar su visibilidad y ventas a través de la Fotografía & Ingeniería."
MANUEL GARCIA